Man going bald

Crónicas de un calvo

Una Historia de Perdida del Cabello

Mi problema de pérdida del cabello comenzó cuando tenía 19 años. Si a esa edad, muy joven verdad. Cuando era niño siempre me imagine usando el pelo largo y vigoroso como los cabellaros de las películas. No sea que tenían pero tenía esa obsesión con mi cabello y de como podría llegar a lucir. Pero definitivamente mi cabello no era el mejor y mi colegio no permitía usarlo largo. Me toco esperarme hasta acabar el colegio para así finalmente poder dejarlo crecer. Finalmente logre tenerlo largo cuando al poco tiempo empezó a caerse.

Fui al salón de belleza tratando de buscar una solución y ahí mismo mi peluquero me dijo que estaba sufriendo de pérdida del cabello y que basado en su experiencia iba a ser dramático.
Llore desaforadamente en el salón de belleza. Aquel sueño de poder llevar una cola de caballo se esfumaba en segundos. Regrese al salón y solicite un corte que no comprometiera el largo del cabello. Espere un milagro, pero este no llego. En ese momento no sabía absolutamente nada acerca de productos para prevenir la caída del pelo, ni las tecnologías como la que usa Hairatin. Los años siguientes se fueron sin poder lograr aquel look que tanto desee. En menos de 3 años my cuero cabelludo estaba expuesto en un 65%.

Tuve una conversación interna para entender que estaba destinado a ser un hombre calvo. Aunque ni yo mismo me lo creía, el milagro si ocurrió. Escuche acerca de este Doctor que aparentemente era un “mago” en temas del cabello. Así era como se referían de él. Pedí una cita con el Doctor Cabello y cuando llegue donde él me pregunto: “Aparte de la evidente perdida de cabello, hay algo mas en que te pueda ayudar?” Me dio mucha risa pero en realidad tenía la solución. En ese momento tenía 23 años y la posibilidad de tener mi cabello nuevamente era casi como un cuento de hadas.

Empecé mi tratamiento: una combinación de Finasterida al 1% mas Minoxidil junto con otros nutrientes. Es una hormona y un tratamiento tópico. Puse en el toda mi fe y al año ya tenía casi el 80% de mi cabello nuevamente. Era demasiado bueno para ser verdad, pero era real. Por otro lado los tratamientos hormonales tienen efectos secundarios que son indeseados, en este caso el Minoxidil es bastante agresivo con el cuero cabelludo tornándolo excesivamente sensible.

También puede notar dos puntos calvos cerca de mi frente. Cuando era chico me halaba el cabello de esas aéreas haciendo que los folículos se tornaran débiles, resultando que cuando creció mi cabello nuevamente esos puntos ya tenían los folículos muertos. Estaba usando de todo para cubrir esos puntos. Como me hubiera gustado tener una botella de Hairatin en ese momento.

Continúe tomando las hormonas y gozando una cabeza 80% con cabello hasta que no puede aguantar más la esclavitud y los efectos secundarios del tratamiento. Un día decidí que me cortaría el cabello bien corto. Los puntos permanecían ahí, pero me peinaba de una forma que pudiera taparlos. Después de un año perdí el cabello que había logrado con el tratamiento así que compre una maquina de cortar pelo y prácticamente me corte todo el pelo sin remordimiento.

El punto de esta historia es que la caída del cabello puede ser agresiva y rápida o puede ser lenta. Tuve la experiencia de vivir los dos escenarios hasta que acepte mi situación. De todas formas es interesante ver cómo ha avanzado la tecnología para darle vía a productos como Hairatin que pueden devolverte esa confianza que brinda el tener un cabello saludable. Soy un calvo, pero de haber existido esos productos en aquel momento los hubiera usado sin lugar a duda. No me queda otra alternativa que esperar mi próxima vida.

X